CALENDARIOS
 
Calendario Lunar Mensual

La Salud en los Ritmos Lunares

Concepción y Fertilidad

Estudios astrológicos

Conoce tu futuro

 

Calendario Lunar

ABRIL 2014

Lunes
Martes
Miercoles
Jueves
Viernes

Sábado

Domingo




1
Luna en
Tauro
05h 21m


2

3
Luna en
Géminis
11h 49m



4


5
Luna en
Cáncer
21h 41m


6
7

Luna en
Cuarto

Creciente
08h 32m



8
Luna en
Leo
09h 51m


9


10
Luna en
Virgo
22h 09m




11


12


13
Luna en
Libra
08h 34m
14



15
luna llena.gif (220 bytes)
Luna
Llena
07h 43m

Luna en
Escorpio
16h 21m


16


17
Luna en
Sagitario
21h 45m



18



19



20

Sol en
Tauro
03h 57m
Luna en
Capricornio
01h 29m


21





22

Luna en
Cuarto

Menguante
07h 53m

Luna en
Acuario
04h 19m


23


24
Luna en
Piscis
08h 56m


25



26
Luna en
Aries
10h 02m





27
28
Luna en
Tauro
14h 24m





29

Luna
Nueva
06h 15m



30
Luna en
Géminis
20h 57m

















 









   

Todos los horarios son de tiempo GMT(Greenwich Mean Time, hora media de Greenwich), sin tener en cuenta las horas de adelanto o de retraso del tiempo oficial.

AVISO DEL ACTUAL USO HORARIO PARA ESPAÑA.- Desde el 30 de Marzo de 2014, hasta el 26 de Octubre de 2014, para España es de 2 horas de adelanto a la hora GMT.


La Luna Nueva

Durante su vuelta alrededor de la Tierra, que dura 28 días, la luna muestra al sol siempre la misma cara, la misma que podemos admirar en todo su esplendor cuando la luna está llena. La otra cara, en cambio, permanece sumida en la noche eterna. Dicha órbita «rígida» de un satélite alrededor de otro astro es conocida por los astrónomos con el nombre de «rotación cautiva». Si la luna se encuentra (vista desde la Tierra) entre la Tierra y el sol, volverá su cara oculta hacia nosotros. Cada mes, cuando eso sucede. Resulta imposible verla, al quedar borrada por el sol; se trata de la luna nueva (en otros tiempos llamada «luna muerta»).

Conviene señalar que nuestro satélite, durante la fase de luna nueva, permanece de dos a tres días ante el mismo fondo estelar, lo cual quiere decir que se encuentra en el mismo signo zodiacal que el sol. Lo entenderemos mejor si pensamos que, desde nuestro punto de vista, durante la luna nueva el satélite se encuentra tan cerca del sol que éste, la luna y el observador quedarán casi en la misma línea. Así, en marzo la luna nueva se encuentra normalmente en la constelación de Piscis, en agosto en la de Leo, etcétera.

Es muy importante tener en cuenta esta regla a la hora de hacer cálculos para evaluar en qué signo del zodiaco se encuentra la luna en un momento dado. Recuerde que el satélite tarda entre dos y tres días en atravesar una constelación zodiacal. Por consiguiente, la luna llena que sigue a la luna nueva de marzo ha dejado atrás exactamente la mitad de la esfera zodiacal, con lo cual ha pasado ya por seis signos del zodiaco, y tardará aún unos catorce días en encontrarse en el signo de Virgo o de Libra. Ni que decir tiene que el mismo principio rige para los demás meses del año.

En estos calendarios la luna nueva viene dibujada generalmente como un diminuto disco negro o con rayitas negras. Durante esta fase reina un breve período de influencias especiales sobre los seres humanos, los animales y los vegetales; quien, por ejemplo, ayune un día entero en este período, escapará a muchas enfermedades, ya que la predisposición del cuerpo a eliminar sustancias tóxicas es máxima durante esta fase. Si uno ha decidido deshacerse de una mala costumbre o de un hábito nocivo, este momento es el más apropiado para ello. Después de una poda en este tiempo los árboles enfermos se recuperan mejor. Igualmente, la tierra empieza a respirar.

 

La Luna Creciente

Apenas pocas horas después de la nueva luna, girando sobre la superficie lunar de izquierda a derecha, aparece la cara orientada hacia el sol de nuestro satélite, la cual veremos en forma de un creciente finísimo. Se trata de la luna creciente, abriéndose paso a su vez con sus influencias características. La etapa que aún le queda por cubrir hasta la media luna también se conoce con el nombre de cuarto creciente o primer cuarto, mientras que los otros seis días que median entre la media luna y la luna llena reciben el nombre de segundo cuarto. La duración total de la luna creciente es de unos trece días.

Todo lo que se incorpora al cuerpo, lo que lo desarrolla y fortalece, tiene doble efecto durante estas dos semanas. Cuanto más crezca la luna, más desfavorable será el proceso de curación de heridas y el postoperatorio. La ropa, por ejemplo, no quedará tan limpia como durante la luna menguante aunque se utilice la misma cantidad de detergente. Durante la luna creciente y la luna llena vienen más bebés al mundo.

 

La Luna Llena

Por fin ha completado la luna la mitad de su viaje alrededor de la Tierra; la cara que refleja la luz del sol se nos muestra como luna llena, el astro más resplandeciente del cielo nocturno. En esta fase el satélite se encuentra «detrás» de la Tierra con respecto al sol. En los calendarios la luna llena viene representada mediante un diminuto disco blanco.

Incluso en las pocas horas que dura la luna llena se hace notar el claro influjo que ésta ejerce sobre la Tierra y los seres humanos, animales y plantas que la habitan. Esta fuerza, producida por el cambio de sentido de los impulsos lunares al pasar la luna por la fase que media entre creciente y menguante, se siente de manera más intensa que el cambio de fuerzas que tiene lugar durante la luna nueva. En el plenilunio los sonámbulos se pasean dormidos, las heridas sangran con más persistencia; las plantas medicinales recogidas durante este período tienen más eficacia, y los árboles podados en esta fase pueden morir. En otro orden de cosas, la policía tiene que reforzar sus efectivos, ya que normalmente los actos de violencia y los accidentes aumentan; asimismo, a las comadronas se les acumula el trabajo.

La Luna Menguante

La luna prosigue lentamente su camino. Su cara oscura empieza a «abollarla» de derecha a izquierda, y los aproximadamente trece días de la fase de la luna menguante (los cuartos tercero y cuarto) comienzan.

De nuevo debemos agradecer a nuestros antepasados el descubrimiento de ciertas influencias lunares durante este período. Las operaciones tienen mayor éxito que en ninguna otra fase; casi todas las tareas domésticas parecen más fáciles de hacer, y quien coma más en cuarto menguante notará que no aumenta tanto de peso. Este es el momento propicio para trabajar en el jardín y en el campo (por ejemplo, para plantar tubérculos y raíces), si bien es mala época para ciertos trabajos (como la poda de árboles frutales).



Calendario realizado por Natal Belo
Copyright 2012-14